Notas de prensa

03/06/2015 Volver

El CES aprueba su Memoria de 2014

El Pleno del Consejo Económico y Social (CES) aprobó el 27 de mayo la Memoria socioeconómica y laboral de 2014 por 46 votos a favor y una única abstención. El CES tiene el mandato legal de realizar cada año un diagnóstico del país para ser remitido al Gobierno y ponerlo, igualmente, a disposición de la sociedad.

La Memoria del CES no es un mero análisis técnico equiparable al realizado por prestigiosos gabinetes de estudios. Se trata fundamentalmente de un diagnóstico compartido por sindicatos, empresarios y sociedad civil –presentes en el Consejo Económico y Social- de los acontecimientos más relevantes acaecidos el pasado año en el ámbito económico, laboral y social. Pero además del diagnóstico, la Memoria aporta proposiciones cumpliendo así con la función de organismo consultivo del Gobierno.

La Memoria se divide en tres capítulos: el I que analiza el panorama económico, el II destinado al mercado de trabajo, políticas de empleo y relaciones laborales y el III a la protección social y calidad de vida. La complejidad y amplitud de las materias tratadas convierte la Memoria en un voluminoso documento.

PANORAMA ECONÓMICO

  • La economía española vuelve en 2014 al crecimiento y a crear empleo, por primera vez desde el inicio de la crisis. Los factores que han influido son la política monetaria mantenida por el BCE, la suavización de las medidas de consolidación fiscal, las reformas estructurales, la mejora de la confianza, la caída del precio del petróleo y la depreciación del euro frente al dólar.
  • Todos los sectores productivos, salvo la construcción –que tuvo un mejor comportamiento en la última etapa del año-, contribuyeron al crecimiento del 1,4% del PIB. La industria creció un 2,3% tras dos años de caídas gracias al avance de las manufacturas; el sector primario aumento su VAB un 3,3% y los servicios un 1,6% y subsectores como transporte y hostelería con un 2,8%.
  • Año de transición para el sector financiero español, tras un largo periodo marcado por su proceso de reestructuración. Volvió a cerrar el ejercicio con resultados positivos, en respuesta a los esfuerzos de reestructuración para recapitalizar y sanear los balances, el ajuste de su capacidad, con reducciones de plantillas y oficinas y la transformación de las cajas. En octubre de 2014, las pruebas de estrés del BCE situaron a las entidades españolas entre las más solventes de la Eurozona.
  • El crédito al sector privado continuó cayendo aunque se detecta un cambio de tendencia que podría beneficiar la recuperación económica. Además, desde principios de la crisis, se redujeron las créditos dudosos al sector privado, colocando la tasa de morosidad a finales de año en el 12,5%, 1,1 puntos porcentuales por debajo de 2013.
  • A diferencia de lo que venía ocurriendo desde 2010, en 2014 aumentó el peso de la remuneración de los asalariados en el PIB gracias a la creación de empleo y a pesar del descenso de la remuneración media. Así, en términos de distribución funcional de la renta, la remuneración de asalariados sobre el PIB creció hasta el 46,9% (46,7% en 2013), mientras que el excedente bruto de explotación se reduce al 43,3% (43,7% en 2013). El peso de los impuestos sube al 9,8% (9,6% en 2013). No obstante, la participación de la remuneración de los asalariados sigue siendo 1,4 puntos del PIB inferior a 2007.

PANORAMA LABORAL

  • En el empleo se produjo un cambio positivo aunque insuficiente para hablar de recuperación, con el primer aumento en los últimos siete años (2,5%). El paro se redujo 477.900 personas (8,1%). No obstante, volvió a descender la población activa y la población en edad laboral, aunque habría cesado el fuerte descenso desde 2012
  • Eso hace que España se coloque entre los países de la UE con menor tasa de empleo, un 56,8% sobre la población de 16 a 64 años, diez puntos por debajo de la media de la UE-28, 65,2%. En 2007, la tasa de empleo española era del 65,7%, superando en dos décimas la media UE (65,5%).
  • La tasa de empleo de las mujeres crece por primera vez en 15 años a un ritmo inferior a la masculina. En 2014, la tasa de empleo de las mujeres aumentó un 0,9% y la de hombre, un 1,4%. Este freno se debe especialmente al comportamiento en el empleo público, donde las mujeres tienen un peso importante.
  • Hay un millón de parados de muy larga duración (2 o más años en busca de empleo) en edades comprendidas entre los 45 y los 64 años, lo que supone el 53% de los desempleados en esta franja de edad.
  • El empleo asalariado indefinido aumentó en 212.800 personas (2%) y el temporal en 176.800, (5,3%), repuntando la temporalidad al 24,2%, 0,6 puntos mayor que en 2013.
  • En el caso de contratos temporales, la duración media fue de 53,3 días, prácticamente igual que en 2013, aunque uno de cada cuatro trabajaron siete o menos días por contrato.
  • Por primera vez desde el inicio de la crisis, el pasado año creció el empleo a tiempo completo (2,6%). También volvió a aumentar el empleo a tiempo parcial (2,4%), aunque moderó algo la dinámica de los últimos años.
  • Aumenta la involuntariedad de los trabajadores que ocupan empleos a tiempo parcial: 64 de cada cien personas que tiene este tipo de contrato preferirían tener uno a tiempo completo. El dato contrasta con la media de la UE, donde sólo 30 de cada cien preferirían un empleo a jornada completa.
  • La finalización del contrato temporal supuso el 83,7% de las salidas del empleo. En regulación de empleo, menor número de extinciones y descensos en los afectados por reducción de jornada (-58,3 %) y por suspensiones (-60,6%) Las extinciones sin acuerdo representan mayor proporción (20,6%) que en los años anteriores a la reforma de 2012.
  • En opinión del CES, en un contexto de recuperación económica, como el actual, las políticas de empleo deben continuar concentrándose en la atención al elevado número de desempleados, pero también ser capaces de sentar las bases para posibilitar la creación de empleo mediante políticas activas.
  • A pesar de la elevada tasa de paro, el incremento gradual del desempleo de larga duración y los menores periodos de precepción de prestaciones han reducido el gasto en prestaciones por desempleo. En 2014, según datos provisionales, el gasto realizado en desempleo fue de 24.963 millones de euros con un grado de ejecución presupuestaria del 87,9% (29.000 millones presupuestados).
  • En pasado año se bonificaron 215.675 contratos, un 8,6% más que en 2013. Ocho de cada diez fueron de carácter temporal.
  • En diálogo social cabe destacar los dos principales acuerdos adoptados el pasado año: el Acuerdo de propuestas para la negociación tripartita para fortalecer el crecimiento económico y el empleo y el Acuerdo sobre el programa extraordinario de activación para el empleo, consecuencia del primero.
  • Sobre la negociación colectiva, se ha producido una ligero aumento del 2,18% en el número de convenios aunque con una reducción de trabajadores afectados que apunta al contexto de tensiones y dificultades en el que se ha desenvuelto la negociación en estos años.
  • No obstante, se ha reducido la conflictividad por huelgas tras dos años de aumento, situándose en cifra parecidas a antes de la crisis. Las 777 huelgas llevadas a cabo supusieron una 21,7% menos que en 2013.

PANORAMA SOCIAL

Educación

  • En 2014, España volvió a registrar por tercer año consecutivo la tasa más elevada de abandono escolar temprano (22,3%) llegando casi a duplicar la media UE (11,7%).
  • La educación ha sido una de las partidas que más ha contribuido a los objetivos de consolidación fiscal. El porcentaje del PIB de 2012, según los últimos datos de la UE, dedicado en España a formación es del 4,5%, frente al 5,3% de media UE.
  • La demanda de educación financiada a través de fondos públicos aumenta pues los efectos de la crisis se reflejan en la mayor concentración en la educación pública y en el incremento del alumnado matriculado en enseñanzas de carácter profesional.
  • El sistema universitario necesita mejorar sus resultados tanto en formación, investigación y transferencia de conocimiento.

Vivienda

  • Año de cambios en el mercado inmobiliario. Tras siete años de bajadas de precios, se registra una estabilización y repuntan ligeramente las ventas.
  • La propiedad ha descendido 15 puntos desde el inicio de la crisis, desde el 80% al 65%, con una sustitución por el alquiler.
  • El esfuerzo teórico que implica la vivienda se ha reducido ligeramente respecto a 2013. El pasado año, de media se precisaban 35,7 euros de cada cien de la renta familiar, frente a 36,4 de 2013 y muy lejos de los 30,5 de 2011.
  • Se iniciaron 34.680 ejecuciones hipotecarias, un 7,4% más que al año precedente.
  • En opinión del CES, las situaciones de carencia o precariedad residencial no están siendo adecuadamente amortiguadas en España por las políticas de vivienda social.

Medio Ambiente y Sostenibilidad

  • Se debe seguir avanzando en ámbitos como la intermodalidad del transporte, la agricultura donde el abandono del entorno rural redunda en una escasa ordenación forestal, y la protección de la biodiversidad.
  • Respecto al cambio climático, en 2013 (último dato) se consiguieron cumplir con las emisiones GEI situándolas en el 10,1% sobre las de 1990 (establecidas en Kioto), cuando el objetivo fijado para España era el 15%.

Consumo

  • Entre 2012 y 2013 (últimos datos disponibles) la renta media de los hogares habría disminuido en 1.000 euros (5,1%).
  • Junto a la vivienda, el gasto en alimentación se ha situado como el segundo componente más grueso, lo que reflejan la deriva hacia un modelo de supervivencia en el consumo familiar, con un fuerte peso de los gastos esenciales.
  • Aparición de nuevas formas de consumo, como el consumo colaborativo.

Protección social en conjunto

  • España y Grecia encabezan el grupo de países con una evolución social más preocupante desde el comienza de la crisis, según el Informe 2014 del Comité de Protección social de la UE.

Seguridad Social

  • El déficit de la SS alcanzó en términos de Contabilidad Nacional el 1,06% del PIB frente al 1,11% de 2013, superando la previsión del 0,93%. En términos de ejecución presupuestaria, el déficit se cifró en el 1,32%, frente al 0,83% de 2013.
  • La pensión contributiva en 2014 ascendió a 871 euros, un 1,7% de crecimiento, cuando la media de crecimiento de la última década es del 4,2%.

Sanidad

  • El sistema continuó afrontando el descenso de los recursos con el consiguiente incremento de la presión sobres sus estructuras, como en los servicios de urgencias.

Dependencia

  • El pasado año ha continuado la reducción de las prestaciones concedidas, que llegaron a 745.720, con un descenso de 8.870 sobre 2013.

Protección por desempleo

  • El sistema alcanzó un volumen medio de 2.542.977 beneficiarios, lo que significa una reducción del 11,2% sobre 2013. El 65% de las bajas de la prestación se debieron a la incorporación del mercado de trabajo y el resto al fin de la prestación.
  • La tasa de cobertura continuó descendiendo hasta el 58,85%
  • La cuantía media de la prestación contributiva se situó en 27 euros diarios, un 3,6% menos que en 2013 y lejos de los 28,5 euros de 2012.

Riesgo de pobreza

  • El conjunto de políticas sociales y herramientas de protección social ha permitido paliar algunos de los efectos sociales más negativos de la crisis. Sin embargo, no ha conseguido contrarrestar los efectos del fuerte deterioro de las rentas de la mayoría de la población.
  • El riesgo de pobreza y/o exclusión social (AROPE), indicador que contempla más factores además de la situación derivada de los ingresos, ha aumentado hasta afectar al 27,3% de la población en 2013.