Buscar en el histórico de Notas de prensa
04/02/2021 Volver

Los nuevos consejeros han tomado posesión esta mañana

  • Este órgano consultivo defiende el consenso y el diálogo para elaborar leyes más ajustadas a la realidad y contribuir a la reconstrucción de España tras la pandemia
  • El desbloqueo de la renovación del CES refuerza los puentes entre el Gobierno, los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada

El desbloqueo de la renovación del Consejo Económico y Social de España (CES) permitirá impulsar el diálogo y ampliar el consenso entre el Gobierno, los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada. Esta renovación se produce tras un año del actual Gobierno en plenas funciones y supone un ejemplo del necesario desbloqueo político e institucional para hacer frente a los nuevos retos del futuro.

Los nuevos consejeros han tomado posesión esta mañana, después de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara recientemente los reales decretos de nombramiento aprobados en el Consejo de Ministros. Su mandato será de cuatro años, renovable por períodos de igual duración, a contar desde el día siguiente al de la publicación en el BOE.

El CES está formado por 61 miembros, incluyendo el Presidente, pertenecientes a tres grupos con 20 consejeros a propuesta de las organizaciones sindicales, 20 que representan a las organizaciones empresariales y 20 designados por los sectores agrario, pesquero, de la Economía Social, de los consumidores y usuarios, y que también incluye a seis expertos propuestos por el Gobierno.

Pluralidad y transversalidad

Esta composición plural y heterogénea será, según el Consejo Económico y Social, determinante para ayudar al Ejecutivo gracias a sus trabajos en materia socioeconómica y laboral. Y su carácter transversal contribuirá a tender puentes entre el Gobierno, los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada, como demuestran sus últimos informes aprobados para mejorar el sistema de atención a la Dependencia, reducir el paro juvenil, priorizar las inversiones públicas para aprovechar los fondos europeos o reindustrializar España.

El Consejo se configura como un ente de derecho público, con personalidad jurídica propia, plena capacidad y autonomía orgánica y funcional para el cumplimiento de sus objetivos. Pero además de esta labor consultiva, lleva a cabo una actividad de carácter institucional tanto en el ámbito nacional como en el internacional, colaborando en la difusión del análisis y debate sobre las materias de su competencia..

El CES defiende la participación de los ciudadanos, directamente o a través de organizaciones o asociaciones, en la vida económica y social. Ya que lazos entre el Gobierno, los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada han demostrado su utilidad y eficacia siempre que se les ha encomendado una misión.

Según el presidente en funciones del CES, Pedro C. Fernández Alén, “los nuevos miembros de este órgano de consulta trabajarán de forma objetiva e independiente para lograr leyes más ajustadas a la realidad, ya que en cada Informe o dictamen intervendrán los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada, lo que resulta fundamental para reconstruir España tras la pandemia”.