Notas de prensa

Buscar en el histórico de Notas de prensa

23/04/2014 Volver

El CES plantea medidas para una Gobernanza económica de la UE más eficiente

  • El CES vuelve a analizar los problemas de la Gobernanza europea un año y medio después de su primer informe y en el contexto de unas Elecciones Europeas marcadas por un importante grado de desafección de la ciudadanía hacia la UE
  • La exigencia de disciplina a los Estados solo tiene sentido si se avanza en la construcción de un gobierno federal europeo con atribuciones fiscales. La Unión Fiscal de la Eurozona debe sustentarse en dos grandes pilares: la integración presupuestaria federal y la disciplina presupuestaria de los Estados.
  • La Unión Bancaria no será efectiva hasta dentro de diez años de modo que no resolverá los problemas actuales
  • Los desequilibrios macroeconómicos están disminuyendo y ya no se consideran excesivos en algunos Estados miembros, como España, aunque se subraya que aún existen riesgos sustanciales y que el ajuste está lejos de haber concluido.
  • A juicio del CES, se deberían dar pasos desde la UE para que Alemania impulse la expansión de su demanda interna, dinamizando la economía europea
  • El informe concluye que queda un amplio camino por recorrer para garantizar que la cesión de soberanía de los Estados hacia la Unión en los ámbitos económico-financiero vaya acompañada de una mayor legitimidad democrática

Una vez pasados los momentos más críticos de la crisis financiera que ha afectado al euro en su conjunto y en especial a determinados países de la UE, entre ellos España, el Consejo Económico y Social (CES) ha abordado por segunda vez un informe sobre la gobernanza económica de la Unión Europea. En esta ocasión se analizan las medidas adoptadas por las instituciones comunitarias desde finales de 2012 cuando el CES aprobó su informe "Nueva gobernanza económica de la UE y crecimiento" en el que hizo propuestas concretas para avanzar hacia una Europa más integrada y mejor gobernada.

A tal fin, el Pleno del CES de hoy 23 de abril ha aprobado un segundo informe por amplísima mayoría (50 votos a favor y 3 abstenciones), "Evolución de la Gobernanza económica de la Unión Europea: actualización del informe CES 3/2012" con el objetivo de poner de manifiesto el desarrollo de la UE en materia de gobernanza económica, comprobando en qué medida se han aprobado normas en línea con las propuestas realizadas por el CES en su anterior informe.

El Consejo Económico y Social considera especialmente oportuno este informe aprobado hoy por la cercanía de las Elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán del 22 al 25 de mayo (en España, el domingo 25 de mayo). En opinión del CES, con estas elecciones debería cerrarse un ciclo político en Europa, muy discutido por su controvertida gestión de la crisis, y abrirse uno nuevo con ánimo refundacional. Estos comicios suponen un reto para la Unión ya que el resultado va a condicionar, en gran medida, su futuro. Sin embargo, están marcados por un alto grado de desafección de los ciudadanos europeos hacia el proyecto europeo y por un  populismo euroescéptico que amenaza con ampliar su presencia en el Parlamento Europeo, lo que podría paralizar el proceso de construcción europea en un momento clave.

El informe examina las medidas adoptadas en el seno de la UE en este año y medio en cuatro grandes bloques, aunque también incide en aquellos puntos en los que los avances han sido escasos o nulos y reitera la necesidad de adoptar soluciones en estos ámbitos de manera perentoria.

  • Medidas a corto plazo planteadas por el CES en noviembre de 2012 para articular políticas de estabilización económicas eficaces .

El CES constata que las instituciones europeas han adoptado decisiones relevantes en la línea de las planteadas por el CES que han permitido estabilizar la eurozona como la decisión del BCE de comprar deuda soberana, subastas de liquidez, rebaja de tipos de interés, ayudas a la recapitalización bancaria y la flexibilización de la senda de consolidación fiscal en los países más endeudados.

Por el contrario, respecto a las propuestas del CES relativas al aumento de la inversión pública financiada con fondos europeos y la expansión de la demanda en los países superavitarios, el balance es bastante desalentador.

A juicio del CES, se deberían realizar esfuerzos para distribuir mejor el presupuesto comunitario y buscar alternativas para aumentarlo. Asimismo, si bien la inclusión de Alemania en el procedimiento de supervisión de los desequilibrios excesivos es positiva, se deberían dar más pasos para que impulse la expansión de su demanda interna, dinamizando con ello la economía europea.

  • Medidas a medio y largo plazo para un marco financiero integrado o Unión Bancaria.

El CES constata que se han producido algunos desarrollos, aunque remarca que la Unión Bancaria no será efectiva hasta dentro de diez años de modo que no resolverá los problemas actuales. Respecto a la supervisión bancaria del BCE, el CES considera que solo tendrá potestad sobre un determinado número de bancos –dejando fuera las cajas alemanas- y sobre el fondo de garantía de depósitos, surgen dudas sobre la suficiencia de los 55.000 millones de euros previstos.

  • Medidas a medio y largo plazo para un marco presupuestario integrado o Unión Fiscal.

Se han dado pocos pasos en el terreno de las medidas planteadas en 2012 por el CES para avanzar hacia una Unión Fiscal y lo único reseñable es la entrada en vigor del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad). Sin embargo, donde sí se ha avanzado es en el terreno de la disciplina fiscal.

En opinión del CES, la exigencia de disciplina fiscal a los Estados solo tiene sentido si se avanza en la construcción de un gobierno federal europeo con atribuciones fiscales, aunque sea de forma gradual. La Unión Fiscal de la Eurozona debe sustentarse en dos grandes pilares: la integración presupuestaria federal y la disciplina presupuestaria de los Estados.

  • Medidas a medio y largo plazo para un marco integrado de política económica o Unión Económica .

Los progresos en la armonización fiscal han sido lentos y sería deseable, en opinión del CES, que se aprobará cuanto antes la Directiva sobre una base consolidada común del Impuesto de Sociedades y es destacable que se haya alcanzado un acuerdo para la implantación de un impuesto sobre las transacciones financieras. El informe subraya los notables impulsos dados en la lucha contra el fraude fiscal y la planificación fiscal agresiva de algunos Estados miembros.

  • Medidas a medio y largo plazo para una mayor legitimidad democrática de las instituciones europeas.

No se ha producido ningún resultado respecto a la clarificación y simplificación de los procesos de toma de decisiones y el aumento del poder decisorio del Parlamento europeo, ya que no se han modificado los Tratados a tal fin. El CES denuncia también que no se ha reforzado el papel de los parlamentos nacionales en los debates y en las decisiones comunitarias.

Respecto al fortalecimiento del papel de los interlocutores sociales en la gobernanza, el informe destaca los pocos avances en materia de diálogo social acaecidos en este periodo ni a nivel bipartito ni tripartido. El CES considera que los interlocutores sociales deberían seguir desempeñando un papel de relevancia, sobre todo en el proceso de toma de decisiones.

El informe concluye en este punto que todavía queda un amplio camino por recorrer para la configuración de una arquitectura política e institucional comunitaria que garantice que la cesión de soberanía de los Estados hacia la Unión en los ámbitos económico-financiero vaya acompañada de una mayor legitimidad democrática y rendición de cuentas de las diferentes instituciones comunitarias.

Se puede consultar el informe completo enwww.ces.es